¿Cómo presentar tu objeción cuando te imponen una infracción de tránsito?

Multas

La mayoría de conductores, no solo de España sino del mundo entero, al momento de que les es impuesta una sanción por infracción de tráfico, muestran su descontento de varias maneras, sin embargo para poder probar que la autoridad de tráfico se ha equivocado, o almenos tener el derecho a hacerlo, debes informarte de la manera legal  y apropiada para poder ejercer dicha facultad.

Dicho en otras palabras hoy te mostraré brevemente la forma en que puedes recurrir las sanciones impuestas y no tener que pagar por algo que tú crees y estás completamente convencido que no cometiste. En primer lugar debes saber que hay plazos para hacerlo, las infracciones leves prescriben en tres meses, las graves y las muy graves en seis meses.

Formas de recurrir

Los medios legales para recurrir o para objetar son: en primer lugar un interponer un recurso administrativo, una propuesta de resolución o bien un recurso ante los tribunales. También debes saber que las sanciones leves no están tipificadas en la ley, sin embargo se refieren a todas las que no se consideran como graves o muy graves, las leves acarrean una multa de 100 euros.

Infracciones

Las sanciones graves llevan aparejada la pérdida de puntos, además de una multa de 100 a 500 euros, algunas de las infracciones son: superar los límites de velocidad, no utilizar el cinturón de seguridad, circular sin luces, conducir mientras hablas por el móvil.

Infracciones muy graves

Éstas conllevan a una multa de más de 500 euros, y la pérdida de 6 puntos en el carné, sin embargo hay algunas infracciones de esta naturaleza que incluso pueden conducirte a la cárcel, por ejemplo circular en sentido contrario, conducción con impericia manifiesta, conducir bajo influencia de bebidas alcohólicas o superar en un 50% la velocidad permitida.

Perdida de puntos en el carne

Si la multa es puesta en el acto mismo en que se comete la infracción, pero el agente no identifica primero al conductor, entonces podrás recurrir alegando atribución arbitraria  de responsabilidad. Sin embargo la ley establece que el conductor que haya sido sancionado y que renuncie a hacer alegaciones y pague en un término no mayor de 15 días, se ahorrará el 50% de la multa.

Acudir a los tribunales

Cuando la gestión administrativa hace caso omiso a los alegatos y objeciones presentadas, no queda más remedio que acudir a la autoridad judicial, es decir a los tribunales, aquí deberá pagar las tasas judiciales previo a entrar en trámite, si gana se le devolverá el importe.

En el vídeo que antecede te muestro algunas de las infracciones más comunes que se pueden suscitar al momento de conducir en un día normal en un recorrido normalmente corto, espero que puedas identificar varias de ellas en el material audiovisual que antecede.


Deja un comentario

Connect with Facebook