Vehículo sin uso, ¿Qué obligaciones sigo cumpliendo?

Vehículo sin uso

La mayoría de usuarios de vehículos desconocen la legislación, ya sea de manera parcial o total, uno de los puntos en los cuales la mayor parte de propietarios de coches no están bien informados se refiere al pago o cumplimiento de ciertas obligaciones aun cuando el coche no se utilice o se tenga parado.

La principal causa de que un coche esté parado o sin uso es el de falta de presupuesto del usuario para seguirlo manteniendo, o bien que esté en mal estado y no se tenga el dinero para repararlo, es aquí donde surge el problema ya que nos olvidamos del pago de ciertas obligaciones a las cuales se sigue afecto por el sólo hecho de tener el vehículo.

Primera obligación

El Reglamento General de Vehículos advierte que todo vehículo matriculado o puesto en circulación deberá someterse a inspección técnica en una de las estaciones de la ITV habilitadas para dicho propósito, sin embargo la mayoría de los dueños de los coches parados no tienen en regla dicha documentación, y ni siquiera dan aviso de la decadencia del automóvil.

Vehiculo sin uso

Para mayor comprensión y como un recordatorio de las sanciones en las que puedes incurrir es importante que tengas en cuenta lo siguiente: la ley regula que un coche en circulación que no tenga en regla la ITV incurre en falta grave, sancionado con 200 euros de multa, sin embargo la falta de la ITV en un coche parado se tiene como falta leve, y la multa es de 100 euros respectivamente.

Pago de seguro

El Real decreto legislativo 8/2004 prescribe que todo propietario de un vehículo a motor está obligado a celebrar un contrato de seguro por cada uno de ellos, la ley no hace la diferencia entre vehículos en circulación y coches parados, por lo tanto es aplicable a ambos.

Vehiculo abandonado

El objeto de dicha norma es prever los riesgos que se puedan causar por cualquier motivo, por ejemplo que un coche sin uso haga un corto circuito y se incendie, dicho incidente podría afectar los bienes y el patrimonio de un tercero, por eso es indispensable contar con un seguro, aunque sea el más básico de responsabilidad civil.

Multa

Al no cumplir con el contrato de seguro, el titular del vehículo a motro está obligado al pago de una multa comprendida entre un mínimo de 600 y un máximo de 3000 euros, esto se calcula  dependiendo del uso que se le dé al coche, o se éste se encuentra fuera de circulación.

Y para concluir os dejo con la intención de cumplir con las obligaciones que la ley enmarca en relación a los dueños de los coches parados, o bien tramitar el proceso para dar de baja el vehículo de una vez y por todas y no incurrir más en pagos que al final resultan totalmente innecesario.


Deja un comentario

Connect with Facebook