Se abandonan menos coches

Otra de las consecuencias de la crisis que estamos atravesando es que ya no se abandonan tantos coches como antes, el tiempo de permanencia dentro de los depósitos se ha reducido y los ciudadanos decidieron tomar más precauciones para evitar el acarreo de la grúa.

Ya no importa si se trata de un coche muy viejo o que no luce tan bonito como nos gustaría, el hecho de descartarlo ya es un lujo que no muchos se dan. El abandono de coches en Barcelona se ha reducido al mínimo, cada vez se abandonan menos coches y se tiene especial cuidado de que no acaben en los depósito. Se considera que son muy pocos los que pasan las 24 horas fueras de casas.

Josep María Deulofeu, desde la división de transporte de B:SM considera que: “Sí que estamos notando que, cada año, está bajando el número de coches que entran en los depósitos de la ciudad. En el 2011 fueron 123.000, el anterior fueron en torno a 130.000, aunque cuentan también otros factores más allá de la crisis“. A esto se debe sumar el completo reordenamiento que existe en el aparcamiento de la ciudad y las nuevas áreas verdes, además de la propia restauración del personal de la empresa, en la actualidad existen menos trabajadores y menos grúas.

Nadie puede dudar que los casi 148 euro que debemos pagar por la retirada forzosa duele en todo tipo de bolsillo, y más cuando debemos sumarle los 19.86 euros que cuesta el alojamiento por día en el depósito.

Vía | La Vanguardia

 


Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Connect with Facebook