¿Vas a dar de baja tu vehículo? No hace falta pasar la ITV

Tarjeta ITV

Una gran mayoría de los usuarios interesados en gestionar la retirada al Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T.) y la consiguiente baja definitiva del vehículo en la Dirección General de Tráfico (DGT), se han preguntado con anterioridad a la gestión si era necesario pasar la ITV. Pues bien, desde aquí vamos a explicar detalladamente por qué no es necesario pasar la ITV  para dar de baja un coche, aclaración que será de utilidad a la hora de tomar una decisión por parte del propietario.

Vamos a empezar describiendo de forma breve lo que se entiende por Inspección Técnica de Vehículos y que, generalmente, mencionamos por su abreviatura ITV: es una inspección a realizar tanto de forma legal como preventiva, cuya finalidad es efectuar una comprobación exhaustiva del buen funcionamiento de todos y cada uno de los elementos relacionados con la seguridad del vehículo y los niveles de emisiones contaminantes.

Pero, ¿qué tiene que ver esto a la hora de gestionar la baja de tu vehículo? Es sencillo, la Tarjeta de Inspecciones Técnicas de Vehículos (ITV) es uno de los documentos requeridos a la hora de completar el trámite de baja definitiva de un coche, furgoneta o camión en la DGT.

No obstante, no es condición indispensable que el vehículo haya obtenido un resultado favorable en la última inspección, o que ésta simplemente todavía no se haya pasado. Esto es debido a que el usuario dispondrá de un servicio de retirada con grúa que recogerá el coche, por lo que éste no volverá a circular por la vía pública, implicando así que no sea necesario pasar la ITV previo a la retirada y baja del vehículo para desguace.

 


Deja un comentario

Connect with Facebook