Impuesto de circulación

Este impuesto también es llamado Impuesto Municipal o Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica, el mismo es gravado a los vehículos que tengan la capacidad de circular por las diferentes vías públicas, sin importar la clase o la categoría de las mismas.

Se gestionan en las oficinas del ayuntamiento o en las Jefaturas de Transito Provincial, dependiendo de cada ciudad. El importe del impuesto es diferente dependiendo de cada coche y del propio organismo, existiendo límites mínimos y máximos.

La cuota del impuesto de circulación es calculada en función de los trimestres que quedan para finalizar cada año, sean entero o fraccionados, esto significa que:

Si es liquidado dentro del primer trimestre (enero, febrero, marzo) se deberá pagar el 100 por ciento.
Si sucede en el segundo trimestre (abril, mayo, junio) se pagara un 75 por ciento
Si sucede en el tercer trimestre (julio, agosto, septiembre) se pagara el 50 por ciento
Y en el último trimestre (octubre, noviembre, diciembre) se pagara solamente el 25 por ciento.

Para pagarlo se debe acudir al ayuntamiento y debemos ir con el DNI y la tarjeta ITV (que se obtiene en la estación ITV española). Si en nuestra provincia el pago debe ser realizado en la Jefatura Provincial de Trafico debemos saber que nos olvidaremos de este trámite hasta que vayamos a realizar la matriculación del coche. Cuando eso suceda podremos hacer ambos trámites a la vez.

Te recordamos que la Dirección General de Trafico (DGT) ha eliminado la obligación de presentar el recibo de Impuesto de Circulación para poder realizar algún trámite ante las Jefaturas provinciales.

Vía | Europa sobre ruedas
Foto | Flickr

 

 


Deja un comentario

Connect with Facebook