¿Qué es la ITV?

La ITV o Inspección Técnica de Vehículos es una espada de Damocles que tenemos todos los conductores con automóviles con más de cuatro años de antigüedad. Se trata de una revisión oficial auspiciada por la DGT (Dirección General de Tráfico) que certifica que nuestro vehículo está en óptimas condiciones para circular.

En la ITV los mecánicos acreditados en sus instalaciones revisan aparte del aspecto visual de nuestro vehículo varios puntos básicos como la dirección, frenos, amortiguación, reglaje de las luces, emisión de gases o neumáticos.

Guía para pasar la ITV

Lo curioso del caso es que aunque la DGT es el organismo que coordina este asunto de la ITV, las Comunidades Autónomas son las que asumen de facto las reglamentación en la revisión de los vehículos.

Esto implica que el coste para el usuario de esta inspección varía dependiendo de la provincia en la que uno pase la ITV. Hoy se publicaba en Invertia un informe de Facua-Consumidores en Acción en el que en 2010 había una diferencia disparatada de 23,08 € entre pasar la ITV en la Comunidad Valencia, con un coste de 47,34 €, y los 24,26 € que costaba en Asturias.

La tarifa media estaba en 35,94 €, estando por encima Castilla y León (46,18 €), Cantabria (42,40), Euskadi (38,60 €), Ceuta (38,15 €) y Cataluña (35,51 €). ¿Curioso no? ¿Y qué pasa si nuestro coche no tiene pasada la ITV? Pues si se nos olvida pasarla y nos para la Guardia Civil o Policía, la infracción llevará consigo una multa de 150 € y el infractor deberá pasar la ITV en el plazo de 10 días, tras los cuales la DGT podrá inmovilizar nuestro coche.

Vía | Invertia

Vídeo | YouTube


Deja un comentario

Connect with Facebook